MDA - RADIO

jueves, 28 de enero de 2016

HOY



Hoy me levante con la misma pereza de un día cualquiera... Pero algo dentro mío me dice que ya es mucho tiempo guardando silencio... Decir la verdad escribir una mentira dibujar una ilusión mientras canto una confesión no harán la diferencia... Entonces quizá solo me quede reinventar un universo entero en su extensa perfección y con cada uno de esos detalles que complazcan a tu exigente ser... Sé que alguna vez fui capaz de lastimarte sin saberlo y ahora al fin creo que lo entiendo... Y aunque el tiempo quiso enseñarme un par de lecciones... Creo que aun soy un cabeza dura o un hombre un poquito testarudo que no quiere entenderlas... Aprender nuevos conceptos de honestidad o falsedad se me hace tan ridículo como escuchar a un ateo pidiendo perdón al creador en sus últimos segundos de vida... Sé muy bien que fui yo quien invento aquello que existe desde el principio de los tiempos... Aquello que ya nadie ve por la tonta idea de que una lagrima solo demuestra debilidad... Saber tu secreto me hizo poderoso y a la vez presa de mi ego... Y hoy solo queda decir una vez más lo siento... Que sea lo que Dios decida en nuestra vida... Que sea lo que el hacedor vea conveniente para nuestra existencia... O sea nuestro ímpetu capaz de realizar lo imposible y hacer de lo irreverente algo cotidiano y sin restricción... Repta lentamente hasta nuestro altar mientras yo preparo a la humanidad para nuestro sacrificio... Mientras la eternidad se disuelve entre nuestras manos con un juramento inconcluso... Ahora escucha con atención para entender lo implícito en lo confuso... Y confunde tus sentidos en la claridad de mis sentimientos... Sea como deba ser... Ni un segundo más ni un segundo menos... El respiro perfecto que de vida al espíritu etéreo ausente y así libere las almas de los que piden clemencia al leer estas tontas líneas...