MDA - RADIO

sábado, 8 de febrero de 2020

COMO RESPIRAR

Como respirar cuando el aire está completamente ausente a mi alrededor… Como sentir la brisa del viento cuando estas cuatro paredes me lo impiden… Como desplegar mis alas y volar a tu lado cuando fuiste tú quien se encargó de cortarlas… Como abrir los ojos para contemplarte una vez más junto a mi cuando fue tu luz la que me cegó… Como gritar tu nombre para que vuelvas a mi cuando me encuentro en medio de la soledad… Como caer de rodillas y suplicar a los dioses cuando no existe nada debajo de mis pies… Como dar un paso si la desolación me tiene en medio de la obscuridad… Como hacer que tus memorias me evoquen cuando jamás estuve en tus pensamientos… Como refugiar mi espíritu del frio de la muerte cuando el calor de tu amor nunca me perteneció… Como buscar una solución a este suplicio cuando las fuerzas ya no son mías ni de mi alma perdida… Como mantenerme en pie cuando siento en carne viva como mi cuerpo se desmorona a pedazos… Como recuperar los sueños perdidos cuando la ilusión está perdida… Ser el resultado de mis decisiones es la única respuesta real… Ser la ausencia de la eternidad es el precio a pagar… Ser la pregunta abstracta que nunca se realizara es la odisea de mi destino… Gracias a las sombras de la noche por refugiarme alguna vez… Gracias al silencio de las calles por compartir su secreto conmigo… Gracias al firmamento por mostrarme la realidad de la existencia del ser sin pedir nada a cambio… Perdón a todos los pecados que alguna vez represente… Perdón a la vida que ignore en medio de mi soberbia… Perdón al Dios que renuncie más nunca me dejo… Una lagrima por el ser que nunca nació… Una lagrima por quien deje se fuera de mi lado… Una lagrima por quien me amo sin merecerlo… Un suspiro por quien compartió sus sueños conmigo… Un suspiro por quien de corazón me regalo una sonrisa… Un suspiro por quien solo me tomo de la mano para caminar sin dirección… Un beso en la frente que te diga cuanto te respeto… Un beso en tus ojos cerrados que te digan que siempre estaré para guiar tus pasos… Un beso en la punta de la nariz que te diga que confió en ti… Un beso en la mejilla que te diga cuanto te quiero… Un beso en los labios que te digan que te amo… Un beso en el cuello que te diga que eres la razón de mi deseo… Un beso en las manos que te digan simplemente gracias…

martes, 28 de enero de 2020

CONTAR NUESTRA HISTORIA


Contar nuestra historia en una noche de tertulia con la ausencia de las memorias… Sentados al borde de un taburete o quizá apoyados en el espaldar del ocaso de una vida… En medio de frases llenas de locura, incoherencia y cordura insana… Hablando de política, religión o del propósito de la vida… Tratar de entender los motivos de la rebelión en los cielos o la salvación en medio de las llamas del infierno… Evocar a Dante mientras hablamos de la redención de un amor lleno de toxicidad… Cuestionar el por qué Hamlet conquisto la demencia de un reino mientras hacemos referencia a la injusticia del planeta, la desgracia de los días, el pecado de la carne y los límites impuestos por el cerebro del hombre… Creer que existe otra vida o simplemente asumir que la fuerza que nos une data de tiempos antes de nuestra existencia… Creer que Nostradamus describió este sentimiento en una epifanía inducida por una realidad que no conocía de la lucidez del espíritu… Saber que cada camino ya fue recorrido en el calvario de la soledad para llegar siempre al mismo punto… Decrecer nuestras fantasías en medio de los sueños que el ser busca en aquello que cree es la verdad oculta, cual novela de Márquez al compás de un capricho retorcido sin un antes ni un después en las manos de Cronos… Dejar que el brillo de una traición sea la realidad de un tal vez que inunda el alma… Anécdotas nunca vividas pero tan llenas de detalles que son capases de dejar su aroma eterno en la piel… Realidades de un Picasso descubiertas ante los ojos de una mente ensortijada en los conflictos existenciales creados por el día a día que traduce cada trazo como un capricho del destino… Ser parte de los juegos impuestos por Artemisa en busca de una presea sagrada para los amantes que se da ante el altar de un lecho lleno de deseo, placer y lujuria… Sean palabras al azar que te inviten a divagar o simplemente a recordar…

viernes, 17 de enero de 2020

CICLOS DE VIDA




Ciclos de vida que caprichosamente intentan cambiar la constancia de los colores de mi alma… Realidad efímera que aún desconoce la esencia de los sentimientos y de lo etéreo que es aquello que hoy nos une pese a la distancia… Pasos a ciegas en medio del incierto de posibilidades que no comprende que los caminos de los amantes se cruzan una y mil veces en el azar de las probabilidades de cada vida… Cartas marcadas en las manos de un tahúr que aprendió a manipular su destino a la par de los fracasos que intentaron robarle sus sueños y reto al azar, apostando siempre a ganador con la convicción del triunfo en la luz de sus ojos… Acariciar a la muerte cual fuese un animal doméstico, mientras se tienta a la suerte y desafía a las irreverentes Moiras, Laimas o Fatae… Noción de lo irreal que se apodera de mis sentidos y cree por segundos controlar al ser indómito que mora en lo más profundo de mis entrañas… El ultimo Nefilim que cual demonio personal o ángel de redención es capaz de evocar toda una tormenta con un solo movimiento de sus alas… Fuego salvaje que emana de un espíritu atormentado que no conoce de perdón o justicia y arrasa con todo rastro de conciencia y cordura ante una sonrisa tuya… Invocar a los dioses de antaño con la única suplica de coincidir en esta vida… Dar si es necesario como sacrificio mi existencia etérea a cambio de perderme una vez más en tu mirada y disfrutar el sinsabor de tus labios y del calor de tu aliento en medio de la enajenación que exhala tu ser con el capricho de un latir acelerado… Robarle a la divinidad el ápeiron añil de la existencia para conquistar el principio del fin decorado con la amatista de un corazón desgastado por el sentimiento ambivalente de la desgracia y la felicidad… Un amor inexplicable que perdura en las hojas del libro sagrado que nos une por toda la eternidad…