MDA - RADIO

martes, 31 de diciembre de 2013

IMAGENES QUE MARCAN TU VIDA



Existen algunas imágenes que marcaran tu vida… Por ejemplo abres la puerta sin saber que te espera del otro lado y de repente una sonrisa te deslumbra, una sonrisa la cual nunca imaginas que algún día podrás extrañar… O besas unos labios creyendo que el día de mañana su sabor se borrara con un café cargado solo para darte cuenta que su esencia es eterna en tu boca… Quizás te atreves a desgarras unas vestiduras creyendo que la pasión justifica toda enajenación del ser y con el paso del tiempo te das cuenta que esa fue la forma loca en que el amor entro en tu vida… Crees que todo es una farsa porque nunca antes habías amado tanto solo para descubrir que el verdadero amor duele… Peleas día y noche con esa persona al punto de no querer verla nunca más para que tan solo un par de segundos después voltees y te abraces fuerte a ese ser con todas las fuerzas del universo… Un día cualquiera cuando más seguro estas de que esa persona es tan tuya como tú de ella, uno de tus demonios se asoma intentando poner a prueba aquel sentimiento… Las cicatrices surgen pero sigues en tu día a día sin darte cuenta que la caja de pandora se abrió… Sometes a tu corazón a la rutina diaria e incluso a la clandestinidad… Llegas al punto de creerte inmortal sin darte cuenta que la razón de tu vida se va muriendo… Cuando reaccionas ves que todos los demonios están libres y ya no puedes controlarlos… Y te quedas como un testigo mudo del más cruel de los crímenes… Solo atinas a ver como sus garras afiladas desgarran su piel abren su pecho hasta llegar a su corazón el cual aniquilan matando hasta la última esperanza de vida… Tu perplejo sin poder reaccionar cuando todo ya está muerto solo sacudes la cabeza y ves como los demonios al fin se desvanecen luego de lograr su cometido… Miras tu pecho solo para darte cuenta de que esta vacio… No comprendes lo que sucede… No entiendes que fue lo que paso… Y de repente y sin justificativo alguno un nudo se hace de tu garganta… Las palabras se ausentan al igual que el aire a tu alrededor… El dolor tiende a acrecentar como la sombra al ponerse el día… Las lágrimas fluyen cual caudal sin fin… Tu espíritu se desvanece, tu alma languidece y tu ser perece… Y con un último gemido solo alcanzas a decir perdón…